Buscar
  • The Enôlogist

¿Cómo hacer una tabla de quesos irresistible? ¡Aprende a hacerla y acompáñala con los mejores vinos!

Todos los amantes del vino soñamos con hacer de nuestra pasión algo que podamos disfrutar en momentos especiales ¿Y qué mejor que una tabla de quesos acompañada de unos vinos que mariden perfecto? Hoy te diré cómo lograrlo.


Consideraciones principales para hacer una tabla de quesos

Lo primero que tienes que saber para hacer una tabla de quesos para maridar con vino es cuál es la materia prima con la que está fabricado el queso, es decir, si es queso a base de leche de vaca, de cabra, de oveja, de búfala o de la combinación de algunos de estos.


También debes tener en cuenta que el propósito de este maridaje es que lograr una buena combinación entre los vinos y los quesos mediante la amistad entre ambos sabores, en caso de que sean sabores con mucha fuerza por ninguna razón deben opacarse entre sí. Por otra parte, es importante que sepas que los vinos que mejor maridan con quesos son aquellos carácter frutal, por lo que suelen acompañarse con frutas, membrillo, miel, dátiles o cualquier fruto rojo o negro.

Ahora sí, vamos a conocer cómo combinar quesos y vinos dependiendo de sus características:


Cómo hacer una tabla de quesos para maridar con vinos blancos

Los vinos blancos y los quesos son una muy buena combinación. Debes tener en consideración que su fuerte no son los quesos fuertes como el manchego curado o los quesos azules. Más bien los vinos blancos van con quesos suaves y cremosos como el Brie o el Emmental, estos dos son ideales para estos vinos.



Cómo hacer una tabla de quesos para maridar con vinos tintos

Generalmente los vinos tintos van bien con cualquier queso, ya que los quesos suavizan los taninos. Sin embargo, los que mejor armonizan con los quesos son los vinos tintos frutales.


Tips generales para maridar quesos con vinos

Hemos recopilado en esta sección final algunos consejos de especialistas para que tengas información más concreta y crear tu tabla de quesos de acuerdo al vino que tienes.

Vinos blancos secos o vinos rosados: este tipo de vino armoniza muy bien con una tabla de quesos que sean tiernos de vaca o de cabra. Ideal para quesos como el #Mozarella #Provolone y #Ricotta

Vinos blancos afrutados o jóvenes: van muy bien con quesos de vaca y de cabra de textura blanda o suave.

Vinos blancos secos en madera: puedes acompañarlos de quesos curados y semicurados de vaca u oveja, por ejemplo, el Manchego.

Vinos blancos con barricas y tintos de crianza: para este tipo de vinos puedes usar quesos de cabra.

Vinos finos y manzanillas: armonízalos con quesos muy curados y de intensa fermentación.

Late Harvest: Los vinos de cosecha tardía quedan perfecto con quesos como el #Roquefort o Quesos azules.

Maridajes que debes intentar


Después esta información podemos decir que estás preparado para armar tu tabla de quesos y maridarla con el vino con el que mejor armonice. Cuéntame qué tal te quedó.


martha@enologist.mx

@the_enologist