Buscar
  • The Enôlogist

El Valle de Guadalupe

Actualizado: 12 de mar de 2020

Cómo planear un viaje enogastronómico de ensueño al Valle de Guadalupe en 4 pasos.


Hablar de vino mexicano, es sin duda hablar del Valle de Guadalupe, una de las zonas con el mayor número de hectáreas plantadas vides en México ( aunque no es la única). Se ubica a 25 km. de la costa y podemos encontrar en sus alrededores los Valles de San Antonio de las Minas, donde se encuentran bodegas como Mogor Badán, Montefiori, Casa de Piedra ; El Porvenir donde se encuentra una de mis favoritas La Carrodilla ; en Francisco Zarco encontramos a Adobe Guadalupe y el Valle de Calafia, donde encontramos a L.A. Cetto o Casa Pedro Domecq.


“El Valle de Guadalupe es un paraíso gastronómico y el cielo para los amantes de los vinos mexicanos”

Sigue los siguientes cuatro pasos para poder lograr un viaje increíble:


1. ¿Cómo llegar al Valle de Guadalupe?

La ciudad más cercana al Valle de Guadalupe es Ensenada, que se localiza sobre la costa del Océano Pacífico aproximadamente a dos horas de Tijuana.

Lo ideal es buscar un vuelo directo a Tijuana y allí arrendar un coche, además que la vista en la carretera escénica es de las más hermosas de México, siempre acompañada del intenso mar azul índigo.


2. ¿Dónde hospedarte?

Claro que lo ideal es hacerlo en el corazón del Valle, donde existen grandes hoteles boutique que te ofrecen una experiencia inigualable como Agua de Vid, Bruma o Cuatro Cuartos ideales para los amantes del #Glamping y un lujo boho chic. Si lo tuyo es un poco más urbano, Ensenada es una opción a menor costo, pero que se encuentra a 40 km. de los principales viñedos. Idealmente puedes hacer reservaciones en Airbnb's y hoteles de la ciudad.


3. .... y la escena Gastronómica?


La oferta culinaria del Valle de Guadalupe es lo que la ha hecho posicionarse como top destination para los #foodies de corazón. Sin embargo, es fundamental que hagas reservaciones con anticipación para poder disfrutarlos.


Los 5 must que tienes que visitar son:

Fauna ubicado dentro de Bruma y del Chef David Castro Hussong quién fue reconocido con el premio a Restaurante del Año en Mexico 2020 por Culinaria Mexicana dentro de una competencia de 120 restaurantes y no es para menos, su restaurante es un graaan deleite (Pide el Festín Fauna).

Primitivo un restaurante natural, a las brazas y mágico situado abajo de un enorme encino de la chef Carolina Jiménez;

Laja el restaurante de Jair Téllez ( también de Amaya en la Juárez) ofrece un menú de 8 tiempos y un maridaje que incluyen su marca de vinos"Bichi";

Manzanilla el restaurante de Benito Molina ubicado junto al muelle de Ensenada;

Corazón de Tierra del Chef Diego Hernández Baquedano y uno de los Top 50 Best Restaurants de Latinoamerica ofrece un menú degustación bárbaro de 12 tiempos y además tienen la opción de disfrutar un brunch los domingos.


Existen más propuestas como Deckmans en el Mogor, Animalón, Jazamango, La Guerrerense, Pancracia o la Cocina de Doña Esthela.

"La propuesta gastronómica esta en evolución diariamente; siempre cuidando la temporalidad de los ingredientes con un estilo de cocción bajo la leña, acogedor que genere experiencias a sus comensales."

4. Los Viñedos

¡ La parte más divertida !

Empecemos con Finca la Carrodilla tiene vinos maravillosos, orgánicos y con prácticas biodinámica, "Arbol” es el primer vino mexicano certificado como tal 😯 y tienen uno de los mejores vinos del país #AdAstra. Su vinícola hermana es La Lomita, donde tienes que degustar su vino "Singular".



Existen proyectos vinícolas como Bruma y Decantos donde la arquitectura juega un rol importante en el diseño su bodega o las vista al mar del Bar Bura de Cuatro Cuartos; otras bodegas nos recuerdan grandes haciendas como Barón Balché donde sus vinos están nombrados en base a la numeración maya o Adobe Guadalupe, donde los nombres de los vinos de arcángeles son un tributo familiar ( pregunta la historia en el viñedo); "Uriel" su vino rosado es ideal para disfrutar un almuerzo o tapeo en el foodtruck del viñedo.



Vena Cava, es un proyecto del Arquitecto Alejandro D’Acosta, enfocado a la reutilización de productos como las corazas de los barcos de Ensenada que forman los techos de la bodega y los recortes de una fábrica de lentes utilizados como vitrales; prueba su "Extra Brut Rosé, el "Big Blend" de su winemaker Phil Gregory y sus vinos naturales que están en restaurantes como Cosme en Nueva York. Tienes que conocer también los vinos de Lechuza Winery, un proyecto familiar que ha logrado posicionar sus vinos también en los mejores restaurantes, además que su "Chardonnay con Barrica de Roble" es una joya!



No podemos hablar de los viñedos del Valle sin mencionar a Monte Xanic . Su tasting room te ofrecen una experiencia sensorial inigualable donde además puedes acompañar la degustación de un "Don Ricardo" con un maridaje.


TIP: Si te da tiempo, puedes conocer las cervecerías que existen en Ensenada.

89 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo